sábado, 5 de octubre de 2013

Split

La tecnología no deja de sorprendernos.

Esta vez os traemos otros de esos gadgets que pueden hacer de nuestros audiolibros una experiencia más agradable.

Se trata de Split, un nuevo concepto de auriculares que incoporan el reproductor y que reinventan el diseño y la usabilidad de los reproductores de audio. Según los autores de la idea, la visión que les ha llevado a crear Split es hacer que la música sea exclusivamente música (evidentemente puede aplicarse también a los audiolibros): no más leds, pantallas táctiles, cables alrededor del cuello...

La idea y conceptualización se la debemos a Greenwing Audio, una compañía fundada por un posdoc en física del MIT, un biólogo y un ingeniero mecánico asentada en Miami (http://www.greenwingaudio.com/)

¿y que es Split?, bueno, lo primero una imagen para que nos hagamos una idea inicial


Esto es. Nada más y nada menos. Ya está... o no, porque la magia está en lo que lleva dentro: un circuito integrado con una pila botón, 256MB en un chip de memoria y un precesador ARM de 32 bit (mira a tu espalda, Intel) junto con un reloj de cristal de alta precisión que permite la sincronía entre los dos auriculares. Una vez separados de su afinidad magnética (por eso se llama Split) los auriculares comienzan a reproducir el audio almacenado, esto les permite funcionar sin ningún tipo de conectividad con otro dispositivo y ni si quiera entre ellos, es decir que no emiten ni reciben ninguna señal electromagnética durante su funcionamiento.

¿Y como se controla la reproducción? Mas sencillo imposible, con el movimiento de la mandíbula. Además de los componentes que hemos dicho antes, Split incorpora un acelerómetro que le permite captar el movimiento. Un "mordisco" cambia de pista de audio, dos cambian el volmen en un ciclo (bajo, medio, alto, silencio). Para bloquear Split y evitar cambios accidentales por el movimiento de nuesta mandíbula, un sencillo toque en el auricular derecho y ya está. Y con un cable USB estandar se conectan a un ordenador (por ahora compatible con Windows e iOS) tanto para poder almacenar audio en Split como para recargarlo.

El video que os ponemos a continuación puede sin duda daros una idea más clara de lo que es Split realmente


Pero no os hagais ilusiones, por ahora Split no es más que un prototipo y no es posible comprarlo. La buena noticia, podeis participar activamente en la creación del proyecto. El 1 de octubre Greenwing Audio lanzó una campaña en Kickstarter que estará abierta hasta el 31 de octubre. Es una oportunidad magnífica de colaborar en un proyecto innovador que podría revolucionar la forma en la que actualmente disfrutamos de la música y los audiolibros, teniendo además acceso privilegiado a la tecnología.

¿Podrian las actuales aplicaciones/empresas que proveen audiolibros aprovechar este dispositivo? Aunque no he visto referencias al respecto estoy convencido de que existe o es muy facil de incorporar un API (Application Programming Interface) que permita a terceros integrar las funcionalidades de Split con sus reproductores o gestores de contenido.

Espero que Greenwing Audio tenga éxito con su propuesta y podamos ver Split como producto comercial en poco tiempo. Suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario