sábado, 9 de junio de 2018

¿Busca Spotify entrar en los audiolibros definitivamente?

Seguro que a estas alturas muchos ya habréis oído sobre los rumores que hablan de que Spotify está en negociaciones con Scribd para incorporar Audiolibros a su oferta. Y no solo con Scribd, también con Bloomsbury que es quien editó las famosas novelas de Harry Potter (aunque parece que estas no están en el interés del acuerdo).

Esos rumores surgieron de una encuesta en la que Spotify preguntaba a sus usuarios sobre los audiolibros y concretamente sobre Scribd, con lo que parece que están más que fundados.


Bueno, es desde luego una gran noticia.

No solo porque una de las grandes compañías dedicada en exclusiva al mundo del audio parece que quiere incorporar de forma decidida los audiolibros en su oferta, también porque se respalda otra forma de acceder a los audiolibros, las suscripciones y el streaming. Y ya sabemos que más variedad siembre enriquece el ecosistema y lo hace crecer.

No es que este modelo de servicio sea nuevo, de hecho llevamos defendiéndolo desde aquí casi desde que inauguramos el blog. Pero no parece haber calado entre las ofertas reinantes donde el modelo de descarga es mayoritario.

Obviamente la elección de Scribd por parte de Spotify no es casual ya que comparten un modelo de servicio y de negocio muy parecido.

Sin embargo no son los primeros que intentan algo parecido. Si recordais, TuneIn lo hizo y tras dos años de aventura no logró que el negocio cuajara y cerró la sección de audiolibros en enero de este mismo año.

¿Es esto un augurio de que el modelo no funciona para los audiolibros? Para responder habría que analizar el caso de TuneIn, y lo que vemos es que en este caso el público mayoritario (un buen número de decenas millones de usuario) lo que buscaba no eran audiolibros, su especialidad eran contenidos deportivos y estaciones de radio que de hecho es por lo que es conocido TuneIn.


Obviamente Spotify tiene un público distinto, que busca y está acostumbrado a otro tipo de contenido donde ya se incluye, de una forma minoritaria y no sistemática, algún que otro audiolibro. ¿Será este un público que acogerá de buen grado a los audiolibros? es más ¿logrará el nuevo contenido atraer a más usuarios hacia Spotify? (recordemos que Spotify tiene 157 millones de usuarios de los cuales 71 son de pago). Algunos analistas del mundo de los audiolibros así lo creen.

Sin duda es un público muy atractivo para los audiolibros, y para los editores que verían incrementado su público potencial de una forma espectacular. Y el servicio que ofrece Spotify es muy interesante para que quienes ya tienen una suscripción además de su música preferida puedan escuchar sus textos favoritos y conocer nueva literatura, textos educativos, biografías y un largo etcétera.

Esperamos tener pronto noticias sobre esta interesante posibilidad y si finalmente se realiza.