domingo, 28 de febrero de 2016

Grammy edición 58, 2016. El mejor audiolibro es...

Mediados de febrero pasó, y con ello llegaron los premios Grammy, y entre ellos el (afortunadamente) ya consabido al mejor álbum de voz hablada (inclyendo poesia, audiolibros y narración de cuentos) según mi traducción original de la categoría.

Repasemos los candidatos al premio:
  • A Full Life: Reflections at Ninety (Una vida plena, reflexiones a los noventa) de Jimmy Carter, del sello Simon & Schuster Audio
  • Blood On Snow (Jo Nesbø) (Sangre en la nieve) de Patti Smith, del sello Random House Audio
  • Brief Encounters: Conversations, Magic Moments, And Assorted Hijinks (Breves encuentros: conversaciones, momentos mágicos y tontunas varias) de Disck Cavett, del sello Macmillan Audio
  • Patience And Sarah (Isabel Miller) (Patience y Sarah (Isabel Miller) de Janis Ian y Jean Smart, del sello Audible Studios
  • Yes Please (Si por favor) de Amy Poehler (y varios artistas) del sello Harper Audio
Cinco candidatos, uno menos que el año pasado. No voy a repetir las reflexiones que ya hice sobre la edición anterior, las podéis ver aquí.

Pero si me fijaré en una cuestión y es que al contrario que el año pasado y que el anterior, si que hay un algunas obras de ficción (dos de ellas), de hecho las dos que aparecen con el autor entre paréntesis, la segunda y la cuarta en este listado. Otras dos de ellas son audiolibros de entretenimiento donde el autor sobre todo quiere hacernos sonreír y la última (la primera en este listado) como imagináis por el título es un repaso a toda una vida, un clásico en el mundo de los audiolibros un la aventura vital y los recuerdos de un personaje relevante (en este caso un ex presidente de los EE.UU.). ¿Significa esto un cambio en los gustos de los oyentes norteamericanos al respecto de los audiolibros?

Bueno, sería un poco exajerado decirlo así, pero al menos es un cambio respecto a ediciones anteriores de estos mismos premios. Habrá que ver si el cambio se consolida en ediciones posteriores y si eso ya veremos.

Una segunda reflexión. Esta vez casi todos los sellos nos son reconocidos. Igual es solo mi impresión, pero creo que esto significa que la cultura del audiolibro va entrando cada vez más en nuestro mundo.

Bueno, el ganador:
Por segundo año consecutivo y con la misma editorial Jimmy Carter entraba como candidato a estos premios y esta vez, ganador. De todos los candidatos ha ganado la narración de la experiencia vital, los recuerdos y memorias.

Igual no ha cambiado tanto el gusto.

No puedo evitar el desear otra vez que veamos en breve en los premios equivalentes de la industria fonográfica hispana una sección dedicada a la voz hablada, incluyendo poesía, audiolibros y narración de cuentos.


sábado, 13 de febrero de 2016

2015 Un año más de crecimiento en los audiolibros

En la entrada anterior hablábamos de dos artículos que habían corrido por las redes alrededor de los audiolibros en las últimas semanas. Uno de ellos ya lo comentamos en esa entrada, ahora toca el otro. Y nada más feliz porque sigue hablando del crecimiento de los audiolibros, en esta ocasión con datos referentes a 2015.

Efectivamente otro año más que podemos hablar del crecimiento del mercado de los audiolibros, como siempre con la prevención de que los datos se corresponden (como siempre) con el mercado norteamericano (bla, bla, datos de España, bla bla, lo de siempre).

Los datos provienen de la AAP (Association of American Publishers) que se adelantan en este tipo de estadísticas a los datos de la APA (Audiobook Publishers Association) siendo esta última más de fiar en este sentido ya que es la asociación específica de los editores de audiolibros (de Norteamérica), aunque suelen estar bastante alineados en las grandes cifras.

No lo demoro más. Los número hablan de un crecimiento espectacular en las ventas de audiolibros en EE.UU., nada más y nada menos que de un 37.7% entre enero y septiembre de 2015. Esto supone una cantidad impresionante de 200 millones de dólares (americanos) sólo en EE.UU. de un total mundial estimado en 2,8 miles de millones de dólares. Respecto al 2014 esas cifras suponen más crecimiento aun, dado que en aquel año las mismas cantidades eran de un crecimiento del 28,7% y de un mercado total del 2,6 miles de millones de dólares. Parece increible, pero es cierto, de nuevo un año más de crecimiento, no solo eso, de un crecimiento impresionante.

Estas cifras en la tendencia del crecimiento es presentada por la AAP en ua gráfica que aunque lo muestra no parece ser muy entendible ya que no dice que es cada cifra.

Una muy buena parte de la responsabilidad de este crecimiento es, como ya ocurría en ocasiones anteriores, la oferta de títulos, en 2015 aparecieron la impresionante cantidad de 47000 nuevos audiolibros que los oyentes por lo que reflejan las cifras de ventas, acogieron con entusiasmo. Esta cantidad de nuevos títulos también refleja una continuidad en el crecimiento de su aparición a lo largo de los últimos años, como podemos ver en la siguiente gráfica
Número de títulos de Audiolibros publicados en EE.UU. entre 2010 y 2015. Fuente de datos: Publishers Weekly y GoodEReader, Gráfico: Elaboración propia
Como se puede apreciar, la cantidad de títulos publicados en 2015 respecto a los años anteriores ha crecido de forma completamente espectacular, y está como se puede ver comparando ambos gráficos bastante correlacionado con el incremento de ventas.

Por ahora parece que el mercado de los audiolibros no está en absoluto agotado, si no todo lo contrario. Esto lo apreciamos principalmente en las cifras de ventas y de producción que veíamos antes, obviamente. Pero también en la actividad de la industria que pudimos ver en la entrada anterior, que refleja a las claras que hay competitividad, ganas de innovar y de tomar una buena parte del pastel del mercado gracias a nuevos productos y nuevas ofertas que atraigan a los aficionados a los audiolibros.

Creo firmemente que esta misma tendencia de crecimiento tanto en ventas como en producción, con las amortiguaciones que todos sabemos, está sucediendo también en España y confío en que mas pronto que tarde se "visibilizarán" (palabro muy de moda últimamente) y también podremos hablar dentro de poco de las cifras en nuestra lengua.