sábado, 18 de octubre de 2014

Audiolibros gracias a Android Auto y Audi

El automóvil ha sido tradicionalmente uno de los entornos donde los audiolibros más se han disfrutado. La razón es obvia, es un sitio perfecto para aprovechar el tiempo que nos pasamos en atascos, o trayectos más o menos largos de cada día para aprender algo nuevo o para disfrutar de la literatura sin perder la concentración en la conducción. Esto lo he sentido especialmente estos días de lluvia en Madrid, donde el tráfico se complica mucho con condiciones climatológicas adversas y trayectos que habitualmente realizas en media hora se convierten en una o más.

Precisamente por esta razón, el automóvil es uno de los grandes caballos de batalla donde los audiolibros, basándose en la revolución tecnológica móvil que estamos viviendo, van a tomar gran relevancia.

Ya hemos visto en anteriores entradas cómo los fabricantes de tecnología están logrando incorporar en los automóviles sistemas de "infotainment" que van bastante más allá de la radio y el GPS al que ya estamos acostumbrados. Y sobre todo, que hacen uso de la integración entre el sistema embarcado en el coche y el móvil que llevamos en el bolsillo, permitiendo el uso de aplicaciones que tenemos en el móvil en el sistema de infotainment del coche, entre ellas, por supuesto, las de audiolibros (con la conveniente integración)

Como nota importante a tener en cuenta hay que decir que los fabricantes de automóviles han sido siempre muy, pero que muy reacios a integrar cualquier componente que no tengan más que probado y controlado, cosa que es bastante distinta a la dinámica que encontramos en las aplicaciones "de internet" donde vemos una velocidad impresionante en la aparición de versiones del mismo software que muchas veces contienen bastantes errores, pero que se van subsanando rápidamente por la agilidad de liberación de versiones.

Así hemos asistido desde hace un montón de meses ya a como se incluían en los sistemas empotrados estas posibilidades, primero empresas tecnológicas históricamente ligadas al mundo del infotainment en el coche como Aha, luego sistemas clásicos que ofrecían interfaces para los móviles, como el anunciado por BMW o más recientemente Ford con su SYNC AppLink, y finalmente directamente los fabricantes de tecnología móvil que llegan a acuerdos con fabricantes de automóviles e incorporan sus sistemas a estos, como el cacareado anuncio de Apple CarPlay o el de Microsoft.

Y la cosa no para. Hace ya unas semanas (más bien meses) veíamos como otra de las grandes tecnológicas, Google, se apuntaba al mundo del coche y anunciaba Android Auto. Aunque en este caso la cosa quiere ir más allá del infotainment como ya sabemos. El esquema se repite y como en el caso de CarPlay el cerebro está en el smartphone y entre las múltiples aplicaciones que ofrecerá, las que más nos interesan aquí están relacionadas con los Audiolibros, y obviamente el audio es una de las funcionalidades clave a incorporar, y quien dice audio dice Audiolibros. Sin ir más lejos, Spotify o Google Play serán unas de las primeras aplicaciones incorporadas y como sabeis estos servicios proveen multitud de audiolibros (por ejemplo los nuestros ;-)

Ya hay muchos fabricantes de automóviles trabajando en Android Auto, desde Audi a Honda pasando por Ford o Fiat. Podeis ver el listado completo en el enlace que os ponía antes.

Y casi sin dejarnos respirar, la última noticia al respecto. Audi presenta en estos días Online Media Streaming, un servicio de audio en streaming por internet.
Por ahora disponibles en los nuevos modelos TT, A6 y A7, pero posiblemente más o menos pronto disponibles en más modelos. En este caso el servicio se apalanca en los proveedores Online Napster y Aupeo! que le porvee con millones de pistas de audio y explícitamente en el anuncio, importante para nosotros, habla de miles de audiolibros.

En este caso es una "regresión" al modelo de BMW y Ford nombrados anteriormente, igualmente realizado a través del móvil en el que hay que instalar la aplicación MMI Connect (como veis, muy parecido a los de Aha y Ford). Pero a la vez Audi participa en el Open Automotive Alliance, "inspiración" (digaḿoslo así) del Android Auto por supuesto con Google detras.

En fin que como podeis ver la cosa está movida, y vemos como importantes fabricantes (Audi, Ford...) aun no saben a que carta quedarse y juegan a las dos. Esta estrategia de hacer las dos cosas es cara, pero está claro que algo quieren tener y no quieren quedarse descolocados de ninguna manera, cosa que de pasar sería aun más cara. Y esto significa que al final nuestros audiolibros estarán de una forma u otra (ya lo están de hecho) fácilmente incorporados en nuestros coches. Una cosa es casi segura, a través del móvil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario