domingo, 13 de enero de 2013

Reproducir audiolibros sin smartphones: si, se puede

Pareciera que todos (bueno, la gran mayoría de) los esfuerzos de la indrustria de los audiolibros en torno a los reproductores está dirigido hacia los smartphones.

Es evidente que el reproductor es un elemento fundamental en el mundo de los audiolibros, sin el sencillamente no sería. Y estoy convencido que mucho del tiempo de personas sesudas y de responsables de las empresas relacionadas con los audiolibros se va en pensar sobre ellos.

El advenimiento de los smartphones ha solucionado muchos de esos problemas (para esta y para otras indrustrias) y por tanto facilitado el crecimiento del mercado. El saber que en el bolsillo de un porcentaje altísimo de la población hay un smartphone (el índice de penetrabilidad que se llama, y que en algunos paises como España es mayor del 100%) ha facilitado la vida a estas personas que pensaban tanto. La respuesta parece sencilla: hagamos aplicaciones para estos smartphones para que reproduzcan nuestros audiolibros (y ya de paso le metemos valor añadido, enganche con nuestra tienda, etc. etc.), total el reproductor los usuarios ya lo llevan encima. Y así ha sido, como hemos visto a lo largo de muchas entradas de este blog donde veíamos anuncios de aplicaciones para los distintos smartphones (iOS, Android, Windows, etc.) de distintos fabricantes con intenciones e implementación de modelos de negocio distintos.

Pero ¿se acaba aquí la cosa? Nooooo

Hace bien poco nos hacíamos eco del ingenio de un cariñoso nieto político al crear un reproductor de audiolibros de un solo botón.

Hoy de algo más industrializado: Automatica.

Automatica es un pequeño dispositivo USB que permite llevarte tu audio (incluidos los audiolibros, por supuesto) contigo sin necesidad de un smartphone o reproductor iPod o similar.
Automatica se sincroniza con varios almacenamientos en cloud, como DropBox, Google Drive, Box o SkyDrive de Microsoft a través de la wifi y tiene una memoria flash con capacidad para unas 24 horas de audio, con la posibilidad de ampliarla con una tarjeta microSD. De esta forma puedes subir tus conetenidos a tu servicio de almacenamiento en cloud favorito y gestionarlos para su descarga a Automática. La gestíon se realiza a través de un servicio web que porvee el fabricante y que permite con el perfil que te creas gestionar el contenido, los podcasts, etc y configurar el dispositivo a través del navegador

Finalmente viene con un adaptador USB para poder conectarlo al sistema de audio del coche como se puede hacer con los smartphones y ser controlado por el sistema de sonido del vehículo de igual forma.


Y todo esto por 100$ (unos 75€)

Particularmente no me acaba de gustar que dependas de la web del fabricante para poder sincronizar los contenindos, ¿que pasa si desaparece o está fuera de servicio?¿te quedas sin poder actualizar los contenidos nunca más?. Una aproximación más abierta no estaría de más. Esto no quiere decir nunca que si el fabricante ofrece el servicio, aunque sea basado en protocolos y estándares abiertos, la gente no vaya a usarlo, pero si lo prefieres, pues puedes usar otro medio.

En cualquier caso, la aparición de estos dispositivos y el mundo que llevan alrededor y su posible crecimiento en la cuota de mercado del audio, y específicamente en el de los audiolibros, espoleará sin duda el mercado, la innovación y las ofertas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario