domingo, 22 de enero de 2017

El éxito de los Audiolibros en las bibliotecas

Es llegar el principio de año y empezar a ver los primeros informes de cómo le ha ido a la industria del audiolibro durante el año anterior. Como siempre, por ahora, en otras latitudes que no son la nuestra desgraciadamente (aunque intuyo que algo está cambiando).

Y lo que apreciamos es que maravillosamente de nuevo tenemos buenísimas noticias.

Por ahora han sido dos los grandes que han hecho público cómo les ha ido el 2016, en este caso relacionados ambos con el mundo de los catálogos y sistemas para las bibliotecas.

El primero Hoopla que ya tiene disponibles 600000 títulos en su catálogo (incluyendo Audiolibros, eBooks y comics) y que con su Hoopla Digital se ha centrado en dar servicio a las bibliotecas, anunciaba que su crecimiento ha sido espectacular el último año, pasando de una facturación de 1,5 millones (de $ EE.UU.) a nada menos que 6,3 millones, mucho más que el doble. Desgraciadamente no tenemos cuanto concretamente son las cifras correspondientes a los Audiolibros, aunque algunos de sus socios (de Audiolibros) comentan que no podrían estar más encantados de ir junto con Hoopla, lo que nos da una pista.

Algo que resaltan estos socios es que las bibliotecas son un canal seguro y eficiente para la distribución de sus contenidos, que ofrece a los editores más de 12000 localizaciones (recordemos, en EE.UU.)en las ciudades, los suburbios y el entorno rural en las que ofrecer sus contenidos a una población amplia. De igual forma las bibliotecas disponen con Hoopla de unas herramientas que permiten a los usuarios el acceso a los contenidos de forma cómoda, durante todas las horas del día y en movilidad, lo que hace el acceso a los mismos mucho más atractivo.

Y cruzo esto último con un reciente informe sobre el mercado de los eBooks en España que habla de una cuota de mercado del 3% (frente a los libros en papel) y sin embargo una preferencia de los lectores del 19,9% ¿dónde está ese casi 17% de cuota de mercado perdida? dicen que en la piratería (échale la culpa al Boogie) ¿y no será por no hacer cómoda (y a un precio razonable) desde los medios adecuados el acceso a los interesados a los contenidos? Si es más fácil acceder a un eBook pirateado que a uno "legal", adivinen en un gran ejercicio de agudeza qué va a usar la gente... yo desde luego no he tenido ningún fácil y atractivo acceso a los contenidos. No me considero un lector ávido, pero tampoco alguien que no esté interesado como para no enterarme de si por ejemplo mi ayuntamiento me hubiera puesto en sus bibliotecas un acceso adecuado a eBooks o Audiolibros.

Pasemos al segundo, Overdrive, como decía también enfocado en el negocio de las bibliotecas con Audiolibros y con eBooks. Overdrive ha visto un crecimiento de un 21% respecto a 2015, con 678 millones (se dice rápido) de accesos a sus sistemas desde bibliotecas, webs de escuelas y similares, con un incremento de un 16% en la acogida de eBooks y un 34% de crecimiento en la de Audiolibros.

Algunos de los factores que Overdrive resalta respecto al crecimiento en el disfrute de los Audiolibros son: que hay cada vez más gente que descubre los Audiolibros, el como puedes disfrutarlos además mientras haces otras actividades como conducir o tu tareas de la casa. Así el incremento en la cantidad de personas que usan la aplicación para la escucha de Audiolibros (OverDrive Listen) ha crecido un 67% en 2016.

Otro factor es que los lectores (en el término ámplio) en otros idiomas que no son inglés están descubriendo el catálogo de eBooks y Audiolibros disponible en Overdrive en estos idiomas, empezando por el español y continuando por el chino, ruso o francés (mira, aquí podemos sacar un poco de pecho, ya que nuestros Audiolibros están disponibles en Overdrive y contribuirán a ello :-) ) con un incremento de un 40% en el uso de títulos en estos idiomas.

Como conclusión podemos decir que las bibliotecas (ya lo habíamos comentado alguna vez como parte de las predicciones para este año pasado) son un punto de entrada extraordinario para los Audiolibros, a la vez que una presencia fundamental en la cultura y la formación de las personas.


Anecdota final: Mi hija (gran lectora adolescente) acaba de volver de Noruega en un viaje estudiantil y una de las cosas que le han llamado la atención es la biblioteca del instituto que además de bonita tenía libros que la gente leería, o sea de esos que tu mismo te comprarías... qué más se puede decir de las bibliotecas escolares de Noruega ... y de la nuestras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario